jueves, 28 de enero de 2010

PORCELANA CHINA DE LA COLECCIÓN BAUR

Ayer tuve la suerte de pasearme por una pequeña y escogida muestra de piezas de porcelana china en el Museo de la Cerámica de Barcelona. La exposición, con el nombre de Elegancia y Minimalismo. Porcelana imperial china de las colecciones Baur de Ginebra , nos presenta una serie de obras adquiridas por el viajero y empresario suizo Alfred Baur.

El Sr. Baur nació en 1865 en Andelfingen (Zurich), realizó estudios de comercio y viajo a Sri Lanka por encargo de la empresa donde trabajaba. Las cosas le salieron bien y fundó allí su propio negocio.
Avispado empresario y hombre de gusto exquisito, tal y como nos demuestra con su colección de arte, regresó a Suiza en 1906 y parece que fue entonces cuando empezó a coleccionar arte: cerámica japonesa, piezas lacadas, etc.

En 1924 conoció a Tomita Kumasaku, un marchante de arte con sede en Kyoto, quién se convirtió en su asesor y que consiguió para él piezas realmente excepcionales.

Solo en lo que respecta a cerámica china, la colección tiene 756 piezas de distintos periodos, desde la dinastía Tang (618-907) a la dinastía Qing (1644-1911).

Lo que yo pude ver ayer era una pequeñísima muestra de unas 64 piezas, pero ¡qué belleza! Dan ganas de irse a Ginebra para visitar la Fundación Baur que alberga el resto.

Me sorprendió el color: blanco translúcido, rojo intenso, azul pálido, superficies que evocan el caparazón de las tortugas o flores de ciruelo. Pero también las formas: simples y armoniosas. Algunas de estas piezas eran de una modernidad absoluta, efectivamente, minimalista.


En esta copa de la provincia de Fujian, China del sur. Siglo XVIII. Dinastía Qing, reinado de Qianlong (1736-1795) los destellos blancos de la porcelana no impiden ver y disfrutar los sutiles trazos de flores de loto incisos en el recipiente.


O en este cuenco donde las mariposas revolotean por los bordes. Los 6 caracteres que se aprecian en la base corresponden al emperador Chenghua de la dinastía Ming (1465-1487). La pieza también procede de China del sur, en este caso de la provincia de Jiangxi. Esta datada entre los siglos XVII-XVIII, dinastía Qing, reinado de Kangxi (1662-1722). Me pregunto si será una copia de un cuenco anterior.

De Jiangxi y del mismo periodo es también esta magnifica botella de esmalte rojo. Llamado también "rojo sacrificio" o "sangre de buey", que simbolizaba la felicidad multiplicada por cien.



No es que la posesión de estas piezas te vaya a dar la felicidad, pero desde luego su contemplación ya te sume en un estado de gratitud hacia el mundo.

1 comentario:

Vaciart Bcn dijo...

Felicidades por su blog. Nosotros estamos en Barcelona. Les seguimos en redes sociales. Saludos. http://www.vaciart.com